Sector Nautico

Limpieza Criogénica Industria Naval

¿Barcos listos para la navegación? Con la limpieza criogénica ahorraremos el trabajo de limpiar los cascos del barco gracias a la rápida eliminación de ampollas superficiales y suciedad de los cascos, además de desinfectar su superficie y no quitar la pintura del mismo. Con la limpieza en hielo seco acabaremos con la laboriosa tarea de raspado y lijado a mano, y a su vez, reduciremos los costos durante la limpieza.
Dadas las condiciones de vida de un navío en el mar, expuesto al agua salada, calor y frío, entre otras, el deterioro del equipo es evidente. Con la limpieza criogénica conseguiremos una limpieza más eficaz, rápida y precisa en comparación con otros métodos tradicionales.

¿Qué partes se pueden limpiar en un navío?

  • Óxido superficial
  • Soldaduras
  • Conductos de extracción de cocinas
  • Cuarto de máquinas
  • Piezas de motores
  • Tableros eléctricos
  • Recolectores de derrames contaminantes de hidrocarburos en el mar o skimmers
  • Respiraderos de ventilación

Las ventajas de limpieza por proyección de hielo seco:

  • Inexistencia de residuos secundarios
  • Limpieza in-situ sobre la línea de producción
  • Proceso en seco que no daña a la maquinaria o componentes eléctricos, neumáticos o hidráulicos
  • No se producen gastos por evacuación, retratamiento de arena , agua contaminada u otros materiales que conlleven problemas a nivel ecológico
  • Eliminación de tiempos inoperativos de secado

Polvo, suciedad, sal y arena, factores que aceleran el desgaste de los acabados del navío. Por todo ello, la limpieza criogénica es el sistema de última generación que mejor se ajusta a las necesidades de este sector.