Ventajas

La limpieza criogénica de superficies funciona a través de un chorro de hielo seco (Dry Ice Blasting) y se utiliza sobre todo en la industria nuclear por su capacidad de respeto con el medio ambiente.

s1-span

  • Limpieza en seco 

El proceso de higienización no pasa por estado líquido, sino de sólido a gaseoso. El principal beneficio es el ahorro de enormes cantidades de agua (100% libre).

  • Método no abrasivo 

El hielo seco no estropea la superficie del objeto que se desinfecta. Tampoco es abrasivo ni inflamable. Consiste en un proceso de limpieza suave: no daña las piezas ni crea riesgo de incendios.

  • No se producen residuos añadidos 

Solamente hace falta eliminar la suciedad suelta. Es libre de solventes o gravilla.

  • Potencia amplia 

Abarca desde la expulsión de los daños causados por el humo en los libros hasta la eliminación de la escoria de soldadura en las herramientas.

  • No se utilizan productos tóxicos ni perjudiciales para la salud 

La limpieza criogénica no contamina. De este modo, no son necesarios los procesos finales de evacuación, almacenaje, ni de traslado de sobrantes a plantas depuradoras.

  • Mayor rendimiento 

Cryogiènic y su desinfección en seco supone una disminución importante de las paradas de producción y períodos inactivos. No son necesarias las operaciones de desmontaje previo y rearmado posterior de las máquinas o piezas.

  • Eficacia y adaptabilidad 

La limpieza criogénica se caracteriza por su versatilidad. En este caso, es posible una regulación variable de la presión de trabajo. La infinita gama de boquillas permite una higienización de varios objetos y superficies.

  • Reducción de costos 

La rapidez y eficacia disminuyen los precios salariales para trabajos de limpieza y mantenimiento.

  • Diversidad de usos

Cryogiènic se emplea para limpiar los desechos de la producción, agentes de liberación, contaminantes, pinturas, aceites y biopelículas.